Cómo el Ejercicio Transforma la Salud Mental: La Ciencia Detrás de BODYBALANCE

Descubre cómo los profesionales del ejercicio eligen moverse cuando quieren cambiar su mentalidad y qué dice la ciencia sobre cómo diferentes actividades protegen la salud mental.

 

 

Encontrar el equilibrio

Durante muchos años, Dannielle Lally lidia con problemas de salud mental. A través de un arduo trabajo personal, se volvió más consciente de sí misma y sintonizar con sus emociones. “Reconozco que soy muy emocional. Hoy en día, principalmente lloro de felicidad, pero cuando empiezo a llorar por cosas pequeñas, como derramar mi café, sé que mi salud mental está comenzando a deslizarse. Otro signo revelador es que empiezo a recluirme y a desaparecer del mundo, un cambio completo, ya que amo estar rodeada de mi familia, amigos y comunidad”, comparte Dannielle.

Para levantar su ánimo, prefiere el entrenamiento BODYBALANCE™. “Es restaurador, inclusivo y se conecta con tu espíritu. Me encanta cómo puedes ir adentrándote lentamente, no tienes que ir ‘a toda máquina’ como en otros entrenamientos que requieren mucha energía. La instrucción te anima a sintonizar tu estado actual y concentrarte en tu respiración”, explica.

En ocasiones, Danielle convierte su sala en un estudio de yoga, creando un ambiente propicio para la relajación y el bienestar. “Enciendo velas, pongo mi incienso favorito, me pongo mis leggings y brasier de yoga favoritos, bajo las luces e incluso me preparo una limonada. Es un espacio de mejora del ánimo total. Solo vibras positivas”, dice.

Dannielle siente los beneficios de su práctica a mitad de la clase, describiéndolo como una “ola de energía positiva”. Al final, se siente validada y con un renovado sentido de confianza.

 

¿Qué dice la ciencia?

BODYBALANCE utiliza una combinación de yoga, Pilates y Tai Chi para fortalecer, mejorar la flexibilidad y crear una sensación de calma. Las investigaciones muestran que puede reducir rápidamente los sentimientos de ansiedad, tensión y tristeza, mientras ayuda a dormir mejor y a sentirse más seguro y motivado. La razón por la cual tiene estos efectos es porque ayuda a mejorar la variabilidad de la frecuencia cardíaca (HRV) de tu cuerpo. Esta es la medida de la variación entre los latidos del corazón que indica un sistema cardiovascular saludable. Los estudios vinculan tener una baja HRV con ansiedad y un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares. Cuando tomas medidas para mejorar la HRV, eres mejor capaz de pasar de un estado de estrés a relajación. Descubre el mejor momento para hacer BODYBALANCE para obtener resultados óptimos.

 

 

Flujo y enfoque para calmar la ansiedad

Otto Prodan lucha con ansiedad desde su infancia. “Es algo con lo que he estado lidiando desde que era niño. Sé cuándo está ocurriendo porque mi mente sigue volviendo al mismo tema, me preocupo, creo escenarios en mi cabeza y mi cuerpo se pone tenso”, explica Otto.

Para mantener su ansiedad bajo control, Otto ha aprendido a desacelerar y respirar. “Aquí es donde entra el yoga. Me permite reducir el estrés físicamente, lo que me ayuda a sentirme bien internamente y mentalmente”, afirma.

Durante sus prácticas de yoga, Otto se enfoca completamente en su cuerpo, lo que aquieta su mente. “Siento que nada más importa en ese momento, así que realmente se siente como autocuidado”, comenta. Después de sus clases, Otto experimenta una ola de nuevas ideas y se siente inspirado y relajado. “También siento que mi frecuencia cardíaca y mi respiración están controladas, por lo que es más fácil para mí tomar decisiones y pensar con más claridad”, añade.

La ciencia detrás del yoga

El yoga es reconocido como un poderoso antídoto contra el estrés, la ansiedad y la depresión. Los científicos han descubierto que ayuda a regular dos importantes sistemas de respuesta al estrés: el sistema nervioso autónomo y el eje hipotálamo-hipofisario. Practicar yoga puede desencadenar cambios en el hipocampo y la corteza prefrontal del cerebro, áreas clave para la toma de decisiones, el manejo del estrés y la regulación emocional.

Estos cambios estructurales y funcionales en el cerebro son fundamentales para permitir que el cuerpo responda al estrés de manera efectiva, en lugar de reaccionar impulsivamente. Muchos expertos consideran el yoga una alternativa segura y efectiva a los medicamentos. De hecho, algunos estudios han encontrado que los efectos del yoga sobre la depresión son comparables a los de los tratamientos farmacológicos, la terapia de grupo, los grupos de apoyo social y el masaje.

Este artículo apareció originalmente en lesmills.com.